De Rodin a Henry Moore. La escultura busca su forma

Introducción

Escultura es un arte que entra en crisis social y estética en el Siglo XIX, al perder su identificación con lo monumental y su capacidad para representar los nuevos ideales que sustentan a las sociedades surgidas de la revolución industrial. arte caro, arte aristocrático, arte conmemorativo. y, por tanto, arte formalista, vacío, artificio que se repite y se imita. En este museo de formas muertas, Rodin irrumpe como un poseso e insufla a la escultura movimiento, vida y pasión: la puerta para la vanguardia revolucionaria de los primeros años del siglo XX está abierta, muchos artistas pasarán por ella. Francisco Salvo Serraller, profesor, escritor y crítico de arte, es el autor de este artículo.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información