El asesinato de Martin Luther King

Introducción

Martin Lutero King ha muerto.

«¿Cuántos hombres más deben morir antes de que podamos tener una sociedad que sea de verdad pacífica?¿cuántos años más deben transcurrir?» con estas palabras recibió Corete Scott King la noticia del asesinato de su esposo, ocurrido en la ciudad de Memphis el 4 de abril de 1968. La muerte del reverendo Martín Lutero King, elocuente ministro baptista que desde los años cincuenta había dirigido el movimiento de masas para lograr la igualdad de derechos civiles para la población negra de Estados Unidos, fue a la vez un símbolo y un síntoma definido del grave problema racial que aquejó la nación norteamericana desde su creación. El líder tenía sólo treinta y nueve años y había predicado con ahínco la moderación para lograr que la gente de su raza pudiera convivir en paz y armonía con la mayoría blanca, superando la vergonzosa segregación a la que estaban sometidos 22 millones de negros en una población total que se acercaba a los 200 millones. En 1964 había recibido el reconocimiento mundial al obtener el Premio Nobel de la Paz.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información