El problema del terrorismo nacionalista en Irlanda

Introducción

Mairead Corrigan y Betty Williams.

En 1976 se concedía el Premio Nobel de la paz a dos mujeres irlandesas completamente desconocidas un año antes; Mairead Corrigan y Betty Williams, fundadoras, en agosto de ese mismo año, del movimiento de mujeres por la paz. en el momento de recoger el premio, Mairead Corrigan declaró: «lo acepto en nombre de todos los que trabajan por la paz en el mundo». A la altura de 1977, Irlanda del Norte era un país sumido prácticamente en una guerra civil, ocupado por un ejército a la defensiva que patrullaba con el fusil en posición «disparen» en el que las muertes violentas habían dejado de ser noticia y los destrozos y los heridos eran imposibles de contabilizar. La «cuestión irlandesa» sangraba periódicamente desde siglos antes, ante la resistencia de los irlandeses a aceptar cualquier forma de dominio británico, pero, a partir de 1968, se enconó y adquirió unos niveles de sectarismo que no había tenido hasta entonces, quizá porque esa fecha marcó el fin de la resignación de la minoría católica del norte a la situación de discriminación en todos los aspectos que padecía desde la partición de la isla en 1920.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información