La Guerra de los Seis Días

Introducción

Las siete de la mañana, hora israelita, del día 5 de junio de 1967, la aviación judía despegaba de sus aeródromos en dirección a las bases y aeropuertos egipcios; dos horas más tarde había desaparecido por completo la fuerza aérea egipcia, sin ni siquiera haber podido despegar. Era el comienzo de la guerra de los seis días que había de llevar a los judíos, cinco días después, al canal de Suez, tras ocupar el desierto del Sinaí y conquistar la Cisjordania, Jerusalén y una buena parte de la meseta Siria. Así, en menos de una semana el poderoso ejército judío barría literalmente a los árabes en todos los frentes; las fuerzas armadas de opereta de los egipcios, a pesar de contar con material militar de primera clase de origen este europeo, no opusieron la menor resistencia, y, al contrario, las imágenes televisivas sobre su actitud y comportamiento en el desierto del Sinaí proporcionaban un cuadro nada digno ni honroso de su moral de combate.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información