La Olimpiada de Berlín

Introducción

El primer día de agosto de 1936, dos semanas después de que en España estallara la guerra civil, daba comienzo en Berlín la xi olimpiada. en la tribuna, Hitler y sus colaboradores contemplaban satisfechos un espectáculo levanta do a la mayor gloria de los ideales nacional-socialistas. los horarios, las ceremonias, las instalaciones, todo iba a funcionar como el mejor mecanismo de relojería. una vez más el ideal de pacífica competición entre los pueblos que el barón de coubertin rescatara de la tradición griega a fines del siglo XIX, se ponía en marcha. cuatro años más tarde, los atletas no acudieron ya a la siguiente cita: luchaban entre sí con vertidos en soldados.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información