La Primavera de Praga

Introducción

La noche del 20 al 21 de agosto de 1968, 600.000 soldados del pacto de Varsovia invadieron Checoslovaquia. terminaba así el experimento político más sugestivo de los surgidos en las democracias populares de influencia soviética: el intento de conciliar las mejoras sociales con la libertad, o, como todo el mundo acabó por denominarlo, «el socialismo con rostro humano». La Unión Soviética demostraba una vez más que no estaba dispuesta a tolerar alteración política alguna que pusiera en peligro el equilibrio de Yalta. El fracaso de la Primavera de Praga fue a su vez el éxito de la doctrina que Breznev definiera con sincero cinismo como «la soberanía limitada». Fue también el inicio de un nuevo cisma en el movimiento comunista y el punto de arranque de lo que hoy conocemos como «eurocomunismo».

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información